Logo

Batman & Robin: Batman Renace (2009) – Reseña

by • 21 Marzo 2011 • Comics, PortadaComments (0)2020

Tras los resúmenes realizados sobre el estado actual o status quo de Batman, me había comprometido a analizar la serie regular que mostraba en acción a los nuevos Batman y Robin, Dick Grayson y Damian Wayne respectivamente, pero lo fui postergando demasiado hasta ahora. Las promesas se tienen que cumplir.

La serie se llamó simplemente Batman & Robin, y no, no tienen absolutamente nada que ver con la basura que Joel Schumacher estrenó en los cines. Creada por Grant Morrison, de quien Estel Mcfields comentó su obra The Invisibles aquí en Los Eternautas, corresponde al puntapié inicial para la segunda temporada del escocés dentro del universo del Caballero Oscuro.

Ya lo sabemos, y si no lo saben lean los resúmenes que están aquí y aquí, pero Bruce Wayne ha muerto. Bueno, en realidad no, pero nadie lo sabe. ¡Shhh! Con tal de proteger Gotham, su pupilo y su hijo, Dick y Damian, toman los roles de Batman y Robin. La principal diferencia que podemos observar, y que el mismo Morrison destacó en su momento, es el cambio de personalidades de este Dúo Dinámico: Batman sonríe, es más alegre, menos frío, algo que va con la personalidad circense de Dick; mientras que Robin es insolente, irrespetuoso y violento, debido a la crianza que tuvo Damian con la Liga de los Asesinos.

Un cambio bastante radical para quienes estaban acostumbrados a los originales, pero muy favorable para la historia que Morrison quería contar. Además, cada historia contada dentro de la serie constará de tres tomos, siendo más cortos que lo común, pero mejor condensados, dejando claros el inicio, desarrollo y final.

El Renacimiento

Si bien la primera aventura de Dick Grayson como el Cruzado Encapotado tuvo lugar en la página de la serie regular de Batman (687 – 691) en una historia llamada Sombras Largas realizada por Judd Winick (Justice League: Generation Lost) y dibujada por Mark Bagley (Ultimate Spider-Man), con Dos Caras/Harvey Dent como antagonista; no es hasta el primer arco argumental de Batman & Robin en que vemos en acción en conjunto a los nuevos héroes.

Batman Renace fue el título de este primer arco escrito por Morrison y dibujado magistralmente por Frank Quitely, con quien el escocés ya había trabajado en las notables All-Star Supeman y WE3.

La trama se centra en la primera semana del Dúo Dinamico y su regreso oficial a Gotham City. Sin nadie que los detuviera, los criminales de la ciudad tienen libertad absoluta para cometer sus fechorías. Hasta que durante una persecución policial Batman y Robin hacen su regreso, capturando a Sr. Toad.

Lo que empieza como un simple villano con tintes circenses, se convierte en algo mayor, ya que todo es un plan de un nuevo enemigo, el “Profesor” Pyg, quien se encuentra preparando un plan para atacar a la ciudad.

Lo mejor de este primer arco es la forma de presentar tanto a los nuevos héroes como a enemigos originales y bizarros, algunos ya mencionados o que vieron la luz en el excelente Batman #666 escrito por el escocés.

Dick sabe que él no es ni será el Batman que Bruce era, y que tiene que ser diferente y hacerse respetar como el nuevo Cruzado Encapotado. Más aún, tiene que lidiar con la fuerte personalidad de Damian, quien no gusta de recibir órdenes y prefiere realizar misiones por si mismo.

Además, todo el mundo, los policías y el Comisionado Gordon, saben que no son los mismos Batman y Robin, por lo que tienen que darse a respetar de forma diferente y que los reconozcan como los verdaderos guardianes de la ciudad.

El villano principal de este arco es Pyg, un cirujano demente adicto al Botox que usa una máscara de cerdo, el cual tiene de secuaces a personas a las cuales les lava el cerebro, viste con vestidos rosados y les pega al rostro mascaras de cuero irremovibles. Además, es ayudado por un grupo circense de freaks, integrado por un hombre en llamas, una mujer barbuda y un trío de acróbatas. Bipolar, sanguinario y masoquista, Pyg es un rival perfecto para inaugurar la nueva etapa de Batman con Morrison como guionista.

La historia es sumamente entretenida y llena de momentos notables, como la batalla al interior de la comisaria o cuando Robin irrumpe en la guarida de Pyg, todo dibujado con una maestría notable por parte de Quitely, quien juega con las onomatopeyas como el Bang o Kaboom así como con los espacios y movimientos, para darle un aire al estilo Batman de Adam West. Además, logra una de mis viñetas favoritas, que es donde Pyg le baila a Robin en un estilo muy bizarro y kitsch.

Maravillosa viñeta de Frank Quitely

El guión de Morrison es buenísimo, ya que no se enreda en cosas más profundas, como ocurrió con Batman R.I.P., entregando una historia de género de aventuras, los buenos contra los malos con todas las consecuencias que eso puede llegar a causar. Y lo mejor, ya que Morrison es Morrison, deja pequeñas pistas para lo que serán el resto de los arcos que corresponden a su run en la serie. Un cómic realmente imperdible, muy entretenido y con un arte fantástico, una perfecta forma de empezar con lo que será la nueva era del Hombre Murciélago.

Los dejo con un adelanto de lo que vendrá en los futuros arcos de Grant Morrison en Batman & Robin:

Esto continúa en La Venganza de Red Hood.

Otros artículos:

Nuevo DCU: Otro matrimonio que se disuelve
Bruce Timm y Alan Burnett preparan nueva miniserie de Justice League
Tales from the Darkside es lo nuevo de Gabriel Rodríguez y Joe Hill
Pin It

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *