ALAN ROBINSON 2

Entrevista con Alan Robinson – Parte 2: ‘Es muy entretenido dibujar cosas que normalmente no harías’

by • 8 Agosto 2011 • Comics, Destacados, PortadaComments (3)1779

(Revisen la primera parte de la entrevista AQUÍ)

Tras su paso por Dark Horse, el dibujante chileno Alan Robinson no se detuvo. Trabajó para el extranjero en IDW, la misma editorial que publica Locke and Key, en una miniserie precuela de Terminator Salvation y en la destacada Phoenix Without Ashes con Harlan Ellison. Además, participó con Boom! Studios en una adaptación de la película Jennifer’s Body y en la famosa Weekly World News.

Un currículo bastante impresionante para alguien que trabaja desde Chillán, ciudad ubicada en la región del Biobío en Chile, y junto a su esposa y dos hijos.

Sepan más de Alan Robinson en la segunda parte de nuestra entrevista con el artista, desde sus siguientes pasos tras Star Wars, en qué está trabajando actualmente y hasta cómo es trabajar desde una ciudad para nada central como lo es Chillán.

Además, revisen el dibujo que dedicó a LOS ETERNAUTAS y el video del proceso de realización del mismo, todo después del salto.

Alan Robinson también es miembro de NGI (Agrupación chilena de Narrativa Gráfica) y es uno de sus representantes en el catálogo internacional de la agrupación como Comic Book Artist. Entre las actividades que realizará próximamente, Alan nos confirmó su participación en FIC Santiago a realizarse 10 y 11 de diciembre de 2011.

Realicemos un resumen de tus trabajos tras los dos tomos de Star Wars, ¿qué siguió después?

– En Dark Horse solo hice esos dos cómics. Estaba terminando Star Wars e hice algunas cosas independientes, de repente algunas páginas de relleno y me acuerdo que le escribí a Gabriel Rodríguez (dibujante chileno del cómic Locke and Key) y le dije: “Oye Gabriel, mira, estoy terminando una pega en Star Wars, ¿por qué no le muestras mi portafolio a tu editor?”.

 

¿A Chris Ryall, editor en jefe de IDW?

– Claro, para que lo vea y me diga qué le parece. Gabriel me dijo que ningún problema, él es súper amable. Le mostró mi portafolio y después me respondió diciéndome que le gustó al jefe, pero que no había en ese momento en lo que pudiera trabajar. A las dos semanas me escribió directamente Chris Ryall y me dijo: “Alan, ¿cómo estás? Gabriel nos mostró tu portafolio y puede que tengamos algo para ti, ¿te gusta dibujar robots?”, y yo quería dibujar cualquier cosa [Risas] Yo le dije que sí y me respondió que tenían los derechos para realizar una precuela de la película ‘Terminator Salvation’ y que les gustaría que yo lo hiciera.

Ah, otra franquicia.

– Más encima que yo soy muy fanático del tema del cine, de la ciencia ficción, y con ‘Star Wars’ y ahora con ‘Terminator’ ya no quería más. [Risas] Respondí que sí y me dijo que tenía que realizar unas pruebas. Los de Warner Bros. y The Halcyon Company (quienes tenían las licencias de Terminator en ese tiempo) querían ver un dibujo mío y un cómic. Agarré ‘Terminator 2’ y saqué unos dibujos de allí, unos exterminadores, varios monos de prueba y les gustó. Ahí realicé una miniserie de cuatro números que se supone está situada un año antes de los eventos presentados en la película. Sale un par de veces John Connor, pero eran otros los protagonistas, aunque salen los Terminators. Me acuerdo que tuve que inventar un tanque y un par de máquinas.

 

Hiciste volar tu imaginación.

– Claro, pero igual era harta pega por el hecho de los robots que tienen muchos detalles. De repente salía un Terminator y yo tenía que hacerlo, pero voy a estar dos haciendo una viñeta y entintado. Pero bien, harta pega, al final me pilló un poco la máquina y tuve que hacer un número en dos semanas, dibujando dos páginas diarias, dormía como cuatro horas al día, bajaba a almorzar y subía al tiro. Mucha pega, pero bien. Como me pilló la máquina, al final el editor me dijo: “Faltan dos a tres semanas para terminar el número, ¿eres capaz de hacerlo? Porque podemos pedirle a otro dibujante que te ayude”, pero no. Yo quise que el cómic sea completamente mío, quería lograrlo, no quería que la miniserie me la dibujara otro. Me la jugué y lo terminé. Mirando para atrás, el resultado como que no me gustó mucho. Hay partes que ahora las haría mejor, las cambiaría, pero igual esas oportunidades te sirven para aprender.

¿No tienes problemas en trabajar con guionistas que no conozcas directamente?

– Para nada, de hecho a Chris Kirby (escritor de Lost Squad) lo conocí recién en 2009 y antes era por puro correo electrónico. Tampoco me importa que sea famoso, me da lo mismo…

 

Te importa no más que sea una buena obra y te atraiga…

– Claro. En este momento tampoco me puedo dar el lujo de rechazar un proyecto o trabajo porque el guionista sea bueno o malo. Sobre todo si es una franquicia. Después vino Weekly World News con el tema de Bat Boy, que era como el ‘Semanario de lo Insolito’ en EE.UU. Ahora no existe en papel, sino que solo en Internet. Y después viene ‘Phoenix Without Ashes’ (escrito por Harlan Ellison).

– Entremedio hice otras cosas como un capítulo de la adaptación de ‘Jennifer’s Body’ (en específico, el capítulo cuatro del cómic publicado por Boom Studios), que no he visto y me han dicho que es muy mala. [Risas] Vi escenas de la película, me enviaron fotos para usar de referencia. Antes no sabía por qué las adaptaciones al cómic eran tan diferentes a la fuente, y es porque generalmente se hacen mucho antes de la salga la película. Faltaba mucho para que saliera y yo hacía personajes y escenas de la película. No me he dado el tiempo de compararla con las escenas que hice yo, pero igual ahí uno tiene que jugársela y hacerla lo más neutral posible para que no se aleje tanto de la cinta.

 

Como comentaba Gabriel Rodríguez al realizar la adaptación al comic de CSI, el cómo hacer entretenido algo que es fome.

– Exacto. Yo no sabía lo que estaba haciendo tampoco porque no había visto la película. En CSI por último uno ha visto algunos capítulos, sabe más o menos qué onda, los encuadres que se pueden usar… pero acá no.

Y actualmente, ¿en qué estás trabajando?

– Ahora estoy haciendo unos cómics en línea, webcómics, que van a ser publicados igual en papel finalmente. Hay unos tipos que realizan unas convenciones de cómic en Nueva Zelanda y Australia, y ellos están empezando con una editorial nueva llamada Beyond Reality Media. Lanzan semanalmente dos páginas de todos los cómics que están realizando, que son varios. Hay uno en que está Gonzalo Martinez con Juan Moraga, yo estoy con Cristian ‘Chamán’ González (en el cómic ‘The Warden’) y está también Darick Robertson, quien co-creara ‘Transmetropolitan’. Es un proyecto medio “loquillo”, de hecho al comienzo no sabía mucho… son súper responsables, publican semanalmente los cómics. Son muy serios para trabajar, si yo tengo alguna duda me la responden, se preocupan harto del arte. Me hacen de repente correcciones, que no son muchas tampoco, pero son bien justificadas. No es que ellos te dejen hacer la pega y publiques, sino que les interesa sacar un producto de buena calidad. Eso esto estoy ahora, todo el día dibujando, leyendo guiones, tengo para rato con esto.

 

– (The Warden) Es un cómic de superhéroes, medio loco, medio subido de tono de repente, pero ha sido un desafío bien grande para mí porque, uno, yo nunca había dibujado superhéroes. Oficialmente y trabajando en ello, no. Hay mujeres, a mi me cuesta dibujarlas pero le digo a todo que sí porque en algún momento tengo que hacerlo. Me tocaron realizar escenas de sexo, que tampoco había realizado. Trato de hacerlas no muy explícitas ya que… A mí me gusta mucho la pega de (Steven) Spielberg en cuanto a la manera que tiene de narrar en el cine y por las temáticas que aborda, “para todo espectador” pero ni porno ni gore. Si tiene que hacer una cabeza cortada o una escena de sexo es porque tiene que ir ahí, y eso es lo que yo trato de hacer en mi pega. Trato de que toda la gente la lea, pero si tiene que ir un momento con algo de sangre o sexo, que sea justificado. Tratar de no hacerlo muy explicito tampoco, dejar un poco a la imaginación. Ha sido súper desafiante, pero estoy muy contento con esta pega ya que es muy entretenido hacer cosas que normalmente no harías.

Para finalizar, el tema de trabajar desde Chillán, ciudad que no es central, y para el extranjero, ¿cómo ha sido eso para ti?

– Mmm… es fácil y es difícil en cierto sentido. Fácil porque con el tema de Internet ahora todo está a la mano. Imagínate, trabajo en Chillán que no es una ciudad muy cosmopolita que digamos, o muy entretenida, pero uno tiene la tranquilidad que otras ciudades no tienen. En la casa es relativamente fácil trabajar, estoy con mi familia, con mis hijos, todo el día, lo que es algo que otras pegas no te pueden dar. Por otro lado, es como un arma de doble filo porque yo tengo que manejar mis propios horarios, trabajo mucho, hay otras veces en que por el tema de estar en la casa tengo que preocuparme de otros temas también y dejo un poco de lado mi pega. No es una cosa que tú vas, haces tú pega y te vas para la casa, sino que estás todo el día en tu casa y en la pega. Es como una mezcla media extraña, depende el punto de vista en que lo veas, pero bien igual. Tengo mi oficina en la casa, mis cosas, todo ahí y digamos “ordenado”… [Risas]

 

Cada uno entiende su propio desorden.

– Claro, y como te digo es una pega que demanda harto tiempo. Yo estoy trabajando diez horas al día más o menos, o a veces más, pero al manejar tus tiempos tú ves si adelantas pega o te ordenas.

No dependes directamente de alguien más en ese sentido.

– Dependo en cuanto a producción pero los tiempos me los manejo yo. O sea, si puedo hacer diez páginas en dos días, el resto de los días quedo libre para realizar lo que yo quiera. Mientras cumpla con lo que tengo que hacer, que es muy difícil, estamos bien. Eso es lo que me piden, no estar todo el día conectado a Internet pero lo hago igual porque si surge alguna duda pregunto de inmediato por chat o correo electrónico. Soy como mi propio jefe, así es más fácil, en cierto sentido, controlarse y decirme qué es lo que voy a hacer. Si uno se propone a hacer algo, no es tan complicado hacerlo una vez que estés más o menos cómodo.

Alan Robinson tiene actualmente bastante trabajo con Beyond Reality Media y The Warden, pero se dará el tiempo para participar en ConComics Chile a realizarse el próximo 3 y 4 se septiembre en Valparaíso.

Viendo a Alan, los artistas y dibujantes chilenos que deseen trabajar en cómics deberían tomar como ejemplo lo que él ha realizado, ya que ha logrado trabajar en editoriales internacionales de prestigio sin necesidad de vivir en una ciudad como Santiago o de viajar al extranjero.

Así que ya saben, sí se puede.

Tras la entrevista, continuamos conversando y el dibujante nos realizó un dibujo perteneciente a The Warden y dedicado a Los Eternautas. El trabajo le tomó aproximadamente 45 minutos. ¡Puro talento! Vean el proceso de realización en el siguiente video.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=4ul6QH-PXxU[/youtube]

Dibujo de Alan Robinson dedicado a Los Eternautas. ¡MUCHAS GRACIAS!

Pueden revisar el arte de Alan Robinson aquí y su actual trabajo en Beyond Reality Media aquí.

Otros artículos:

Este es el trailer del cómic de The Girl with the Dragon Tattoo de Vertigo
Gotham es una bomba de tiempo en el nuevo trailer de la serie
Anfibia Ediciones se presenta oficialmente este sábado "Con sentido común"
Pin It

3 Responses to Entrevista con Alan Robinson – Parte 2: ‘Es muy entretenido dibujar cosas que normalmente no harías’

  1. Me parece interesante lo que hace el Alan, su esfuerzo y su arte son admirables. En realidad para mi es un ejemplo a seguir y lo mejor es que es local.

  2. Dante Camilla dice:

    genial la entrevista,ya la leí 3 veces,es bastante gratiffcante ver como logra un talento nacional trabajar en el extranjero,tengo una dudad:como se llama el lapiz azul que llevaba en el video,y de que marca y numero era el tiralineas que uso???

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *