Sergio Miranda - Pequeña Esperanza

Entrevista con Sergio Miranda, autor de la ‘Pequeña Esperanza’ del cómic

by • 5 Diciembre 2011 • Comics, Destacados, PortadaComments (11)4425

 

Por fin, después de mucho esfuerzo, pude concretar reunir al dibujante Sergio Miranda con su creación, Esperanza, la protagonista del exitoso webcomic Pequeña Esperanza.

No fue fácil, ya que si bien Sergio tenía toda la disposición del mundo, costó un mundo que a esta pequeña de seis años le dieran permiso sus padres. Tomando en cuenta que son separados, más difícil fue que se pusieran de acuerdo. Al final, posiblemente por mi insistencia, se rindieron ante la idea de que Esperanza alojara una noche en el departamento de su autor.

Allí fue donde llegué para conversar con ambos y el resultado de este encuentro después del salto, incluyendo un fantástico crossover entre Pequeña Esperanza y Los Eternautas.

Al tocar el timbre, me recibe en el umbral de su hogar Sergio Miranda. ¿Y quién es él? Dibujante de 28 años nacido en Rancagua, que actualmente vive en Santiago y trabaja como director de arte en una agencia de marketing y comunicación.

Le pregunto por Esperanza y me dice que está hablando por teléfono con su padre porque de nuevo se perdió una entrevista de trabajo (por quedarse dormido) y ella, como siempre, lo está fastidiando con el tema y también por no haber alimentado a su perro de nombre Hipócrita. Así que mientras la pequeña dama está ocupada, empezamos a conversar para conocer más a este autor.

Empecemos por ti, ¿quién eres?

– “Ok, soy Sergio Miranda, publicista titulado y actualmente ejerciendo como director de arte en una agencia de comunicaciones.”

¿Qué te llevó a este mundo del cómic?

– “De chico que le vengo haciendo a esta custión. Recuerdo que tenía cinco años y ya quería aprender a leer para saber qué decían los Mampatos y Condoritos que tenía en la pieza. Luego ya era un fanático de la lectura.”

¿Algún autor o libro en especial?

– “Mmm… ¡muchos! Pero no sabría por dónde empezar. Me gusta de todo. Por largos años me volví un fan de la cultura japonesa y coleccioné todo el manga de Video Girl AI, así que podría decirse que Masakasu Katsura me robó el corazón por un par de años. Ah, Tsukasa Hojo con su City Hunter, que ha sido el cómic que más me ha hecho reír. Eso en manga. En lo que respecta a tiras cómicas, tengo mucho aprecio por Quino y actualmente leo todos los días a Cyanide and Happyness.

Manga y tiras cómicas, una mezcla curiosa. ¿Cuál fue el primer trabajo al que llevaste lo que aprendiste en todas estas lecturas?

– “Tengo cómics que nadie conoce y que están guardados en varios maletines. Solo hice un fanzine que distribuí en Rancagua, mi ciudad natal. Recién ahora me estoy dando el lujo de mostrar mi trabajo gracias a la Internet. Me acuerdo de haber lanzado un fanzine que se llamaba Karma y era un thriller estilo manga. (Lo leo ahora y me da risa, está lleno de clichés) Lo hice cuando tenía 17.”

¿Y de qué trataba?

– “Era sobre un hijo ilegítimo que resultaba ser el hijo del diablo. No era muy original.”

Ni muy tradicional…

– “Con el tiempo comencé a estudiar sobre guión y cómo poder causar un mejor impacto en la lectura, y creo que con el tiempo he ido aprendiendo un poco. Por eso me da un poco de vergüenza hablar sobre mis trabajos anteriores, en parte por eso también dejé el manga.”

¿Por qué razón en específico?

– “He llegado a un punto de madurez personal en el que ya no me llena tanto hacer cómics de acción. Me explico: antes trataba de retratar eventos en los que yo quisiera ser el protagonista. Me ponía a dibujar como loco hasta que sacaba la historia. Hice una de un ladrón, otra de unos hermanos gemelos que hacían artes marciales, etcétera, pero luego se quedaban en un cajón en la oscuridad.  Y luego maduré, empecé a ver las noticias y me comencé a dar cuenta que me atraía más retratar a la sociedad que seguir un patrón medio infantil de historias. Siempre he tenido un espíritu bien contestatario y me costó darme cuenta que si quería retratar mis quejas hacia la sociedad no lo podría conseguir desde el arte del manga.”

Entonces lo que hiciste fue traspasar tu personalidad, tu manera de ver el mundo, a tu forma de dibujar. ¿En que se vio reflejado eso? ¿Cuáles fueron los primeros resultados?

– “A ver, todo empezó una tarde de invierno, los niños jugaban… ¡shia! No, mira… En mi anterior trabajo me sentía bien frustrado, porque a pesar de que trabajaba en diseño, hacía un trabajo bien monótono. Me daba lata el entorno laboral, el trabajo de oficina, etcétera. Y hace un tiempo que no dibujaba nada de nada, digamos un año y medio. ¡Me sentía frustradísimo! Hasta que un día se me ocurrió dibujar una tira cómica que hablaba de la marihuana y toda la hipocresía que gira en torno a ella, y dibujé de una manera que podía funcionar en ese chiste en específico. Salieron dos personajes que ni siquiera tenían nombres: uno era pelado y el otro era una niña encorvada, bien sombría. Me hizo gracia y le hice una continuación. El resultado me hizo feliz. Yo me dije: ‘Esto puede ser una luz al final del túnel. ¡Puede ser una pequeña esperanza para que yo pueda seguir mi veta creativa! ¡OH MY GOD!’. Luego a la niña le puse nombre, la hice menos sombría, más derechita y le puse Pequeña Esperanza.

Háblanos de esta niña. ¿Qué es tuyo? ¿Es tu hija, tu creación, ese pedacito tuyo que dice lo que tú estás pensando?

– “Es ese pedacito mío, mío, mío, que me dice: ‘Oye, esto es absurdo. Alguien debería decir que esto está mal’. No tengo hijos todavía y tampoco me gustan mucho los niños, lo cual es curioso, porque la mayoría de mis personajes son niños. Ella viene de una familia de padres separados, es súper inteligente e interpreta el mundo a su manera.”

¿Por qué una niña?

– “Porque son más inteligentes, maduran más rápido, es más creíble.”

¿Esperabas el buen recibimiento que ha tenido hasta ahora el webcomic?

– “Para nada. De hecho, antes de hacer a Pequeña Esperanza no conocía mucho del webcomic ni de cómo promocionarlo, y me sorprendí de la buena recepción de la tira cómica. Siento que ha llegado un buen momento, justo cuando los ánimos sociales se han disparado y ya no se cree en nada. Ni en los políticos, ni en la clase alta, ni en las religiones. Pero yo no tenía idea que había tanta gente que pensara como yo y apoyara mi forma de pensar, de transmitir estas ideas transgresoras hacia el status quo.”

Ahora, me gustaría hacer un par de preguntas a Esperanza, solo si ella lo desea.

Sergio se levanta y va al dormitorio de invitados. Mientras nosotros estábamos conversando, ella se comió completa una cassatta de chocolate que estaba en el refrigerador, sin que nos diéramos cuenta. Sergio regresa y explica: “Dice que le duele la guatita, pero que no importa. La traigo no más. Ya dale, aquí está“.

Y así conozco a Esperanza, que es más pequeña de lo que pensaba y mucho más alegre y vivaz en persona. Orgullosa, esconde el dolor y se sienta para iniciar esta conversación.

Hola Esperanza, dime, ¿qué opinas de tu autor?

– “Mmm… hace esfuerzos tremendos por no ser arrollado por el día a día. Es medio tonto, pero trata de disimularlo con una sonrisa. (Igual de tonta)”

Supongo que le hizo un favor al mundo con traerte a la vida, ¿no crees?

– “Por supuesto, si soy lo mejor que hay =) ¡Podría llegar a ser Presidenta de Chile!… o Presidenta de algún banco interamericano y joderme a todos.”

Sé una buena niña y dinos qué podemos esperar de tus aventuras. ¿Aparecerá Hipócrita? ¿Tu padre encontrará trabajo? ¿Veremos nuevos personajes?

– “Yo creo que si mi papá encuentra trabajo se acaba gran parte del encanto de esta historia. Pero en parte sería bueno, porque quiero ser profesional. ¿Ya viste cuánto sale estudiar medicina en Chile? Por ahora, con mi papá cesante, solo me alcanza para ser sapo de las micros. Se viene un nuevo personaje, pero probablemente no esté listo para salir. Pero probablemente sea alguien chori, porque en mi webcomic todo el mundo es chori =D”:)

Y ahora, ¿por qué los lectores de Los Eternautas deben leer tus historias?

– “Porque parecen ser personas medianamente inteligentes, con un coeficiente intelectual elevado y que saben lo que quieren en esta vida. Unos completos ganadores. Que cuando se les ve pasar, su cabello se eleva con el viento. Si Pequeña Esperanza fuera un perfume, ellos usarían ‘Pequeña Esperanza Eau de Cologne’.”

Ahora puedes irte a dormir, pero primero despídete de los lectores, que tengo que hacerle una última pregunta a tu autor.

– “Bueno. ¡Chao lectores! No se olviden de leerme los lunes, miércoles y viernes. Lo van a pasar chancho en esos lapsos de tiempo muertos entre el computador y la silla.”

Se va cantando y saltando, muy feliz de por fin ser entrevistada por un medio de comunicación. Tanto que toma el teléfono y llama a su padre para decirle que ahora ella es más famoso que él. Creo haber oído unos llantos al otro lado del auricular… Pero no era importante, así que sigo conversando con Sergio.

Para finalizar, ¿qué es lo se viene a futuro para ti como autor? ¿Tienes planes o prefieres enfocarte en Pequeña Esperanza?

– “Por ahora quiero enfocarme en Pequeña Esperanza. He aprendido con el paso del tiempo que el que mucho abarca poco aprieta. Y me ha pasado a mí, por ser tan ansioso y tener ganas de crear siempre algo nuevo, y al final no termino concretando nada. Si me enfoco en Pequeña Esperanza, probablemente se vengan buenos proyectos con este personaje.”

¿Quizás la publicación de un libro de Pequeña Esperanza?

– “Está entre mis primeras metas con Esperanza, pero solo el tiempo lo dirá.”

Y así, con esa última declaración, finalizó nuestra entrevista. Me despido y agradezco la hospitalidad, y la paciencia, por haber conversado para Los Eternautas. Esperanza no quiso que me fuera sin pedirle a Sergio Miranda (en realidad, me obligó) un crossover entre nuestro sitio y Pequeña Esperanza, ya que ella sentía que era tiempo de hacer algo de modelaje, como una preparación para el mundo de la fama que ella sabe que tendrá en el futuro.

El fantástico resultado fue la siguiente ilustración, que TODO el equipo de Los Eternautas agradece enormemente:

Esperanza Eternauta“, ilustración realizada por Sergio Miranda.

Otros artículos:

Invasión de imágenes de Cowboys & Aliens
SDCC: Marvel anunció tres cómics de Star Wars para 2015
La Ruta del Comiquero debutará como una webserie documental
Pin It

11 Responses to Entrevista con Sergio Miranda, autor de la ‘Pequeña Esperanza’ del cómic

  1. Marco Rauch dice:

    Si Mafalda y Pequeña Lulú se unieran para procrear (la falta del varón es aquí totalmente intencional) el resultado sería de seguro muy parecido a Pequeña Esperanza, personaje que me gusta mucho y al que le deseo el mayor de los éxitos editoriales en un futuro cercano.

    Saludos cordiales

  2. karina dice:

    Me encantó el artículo, era como si los estuviera viendo!!! jajaja

  3. soraya dice:

    pequeña esperanza : entretenida, dinámica y contingente muy buena creación !!!

  4. Glo! dice:

    Wenísima entrevista, es liviana, natural y divertida! Felicitaciones!

  5. Juan Carlos dice:

    Felicitaciones a Sergio y un gran saludo a la pequeña Esperanza. Ojalá yo tuviera el carácter que ella tiene, jajaja. En serio… entre mis visitas obligadas en la red. : )

  6. Muchas gracias a Yorick Allen y a todo el equipo de Los Eternautas por darme este espacio. ¡Un abrazo a todos!

  7. seba dice:

    Excelente entrevista, espero con ansias el libro de pequeña esperanza!
    a todo esto viendo a esperanza con el traje de los eternautas pense en un crossover con PDK

  8. miss_yune dice:

    BUENISIMAAAAAAAAA, YO ME CONSIDERO UNA ESPERANZA ATRASADA. ELLA ES MUY MADURA PARA SU EDAD, Y DICE LAS COSAS COMO SON, AL HUESO, A LA CARA, COMO YO. POR ESO LA ADORA TANTO! BUENÍSIMA LA ENTREVISTA!!

  9. […] de los sueldos entre otras muchas necesidades. Pues el autor del webcómic Pequeña Esperanza, Sergio Miranda, no está ajeno a la problemática, y publicó esta tira demostrando su apoyo a la causa de los […]

  10. […] Uno de los webcómics nacionales más populares, y que no pocos comparan con Mafalda por su ironía, es la Pequeña Esperanza, creada por Sergio Miranda (cuya entrevista pueden revisar acá). […]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *