Quién lo diría: Ghost Rider no es tan mala

Acabo de ver, en contra de toda lógica, Ghost Rider: Spirit of Vengeance. Debo decir que iba preparado para perder la hora y media que dura, considerando el bodrio que resultó ser el primer film.  Me llevé una grata sorpresa: no es tan mala película, es hasta entretenida.

ANTES DE QUE SIGAS LEYENDO, TE ADVIERTO QUE HAY SPOILERS DESDE ACÁ EN ADELANTE!

¿De qué va el guión? La historia comienza con Johnny Blaze escondido en Europa del Este. Escondido de qué, no termina de quedar claro. Bueno, la cosa se pone color de hormiga cuando Moreau, un monje alcohólico pero bueno para los golpes, intenta proteger a un niño (Danny) y a su madre (Nadya), pues el mocoso es el elegido para encarnar al anticristo (un argumento muy original, nunca antes visto).

De ahí en adelante la película trata sobre cómo entre Ghost Rider, Moreau, Nadya y Danny intentan impedir que se cumpla la profecía, y por tanto el niño se transforme en Belcebú.

¿Qué tiene de bueno? Las escenas de pelea están bien logradas, es entretenido ver el despliegue de fuego y cómo Ghost Rider succiona las almas de sus enemigos. Además, se puso mayor énfasis en detalles, como por ejemplo, el hecho de que la calavera ya no se ve blanca radiante como en la primera versión, si no que se aprecia negruzca porque se está quemando, al igual que la ropa: se desgasta con el calor, no se mantiene intacta. Además, las animaciones que complementan el relato son un recurso bastante bien utilizado. Otro gran punto a favor es que la película es corta, por lo tanto se desarrolla sin mayores preámbulos.

Llame ya!

 

 

 

 

 

¿Vale la pena ir a verla al cine? Pues no, de ninguna manera. Califica como una buena película para el sábado o domingo por la tarde, no para pagar por verla.

¿Es mejor que la primera? Indudablemente. En Spirit of Vengeance se profundiza un poco en qué pasa con el demonio que habita en Johnny, además de estar cargado de una buena dosis de chistes que hacen que la película sea entretenida: por ejemplo, uno de los malos (que se parece mucho al villano Blackout, pero no lo es) tiene el don de la decadencia, es decir, todo lo que toca se pudre inmediatamente. Pues en una escena, empieza a buscar algo para comer, y obviamente, todo lo que pasa por sus manos se degrada inmediatamente, hasta que toma un Twinkie, al que no le pasa nada, recordando el mito urbano de que no se pudren y duran para siempre.

Ñam, un Twinkie

 Conclusión: Es una película entretenida, desbordante de buenos efectos especiales, aunque muy predecible. Ghost Rider:Spirit of Vengeance se convierte en una gran opción para rellenar una hora y media en la que no tengas nada mejor que hacer.

Otros artículos:

Flan Gordo

La identidad secreta de Flan Gordo

Periodista, comiquero y gordo.
Este artículo es de Portada, Viñetas en movimiento con las etiquetas , . Permalink.
  • Wladimir Roa

    falto el comentario del lanzallamas

  • man

    Es una gran pedazo de bodrio!
    y no, las escenas de peleas no estan bien logradas, confusa y monotonas. Porque se queda parado tanto rato mirando alrededor en cada pelea??

    en realidad ni para bajarla vale la pena, veanla online si ya vio la porno diaria o tiene 15 impresionables años

  • cinefilo

    si te gusto significa que no sabes nada de cine!!!