dial h0001

Reseña: Dial H, el ¿nuevo? título de los nuevos 52.

by • 26 Mayo 2012 • Comics, Comics e Internet, Destacados, PortadaComments (5)1719

Hace muchísimo tiempo que en el DCU no aparece un personaje nuevo. Es decir, personajes nuevos aparecen todo el tiempo, pero duran lo mismo que un eructo en un canasto de mimbre, por decirlo elegantemente. Si es nuevo es que o va a morir o va a desaparecer de alguna manera y se trata casi exclusivamente de personajes coadyuvantes, soporte de la trama de turno. De hecho la gran mayoría de los personajes del reboot han sido reciclados a partir del juicio mayoritario de que se trata de personajes probados, no tanto en crítica como en nivel de ventas. Con excepciones honrosas, el DCU está lleno de lo que en Chile llamamos “sandías caladas” (algo que se ve con claridad que funciona) y si no es así, es que vienen auspiciados por una sandía calada también, como el caso de Batwing. No es ésta la excepción tampoco ya que hablamos de Dial H, un reboot de la vieja serie de la década de los sesenta llamada Dial H for HERO aparecida en House of Mystery, la cual de una u otra forma se ha mantenido presente en el imaginario colectivo comiquero. El tema viene siendo mas o menos el mismo: una cabina telefónica con un viejo teléfono de dial que puede transformar a su usuario en un héroe cuando este marca la palabra H-E-R-O. ¿Cual heroe? bueno, ahí esta lo entretenido…

Captain Lachrymose, el superhéroe emo.

Dial H está escrito por el renombrado autor de fantasía China Miéville, dibujada por Mateus Santolouco y coloreada por Tanya y Richard Horie. Se trata de uno de los números de reposición de los nuevos 52, debido a la descontinuación de algunos de los títulos lanzados durante el último cuarto del año 2011, evento ya informado por el ágil Yorick Allen a principios del presente lustro. Uno de los títulos que vienen como reemplazo es precisamente este Dial H, en el cual presenciamos desde el comienzo un conflicto entre dos amigos, los gorditos Nelson Jent (candidato seguro al infarto) y Darren Hirsch, quien parece andar en malas compañías. Cuando Darren es golpeado duramente por una banda de maleantes en un callejón y Nelson trata de llamar desde una cabina telefónica por ayuda, algo sucede y sin mayor explicación Nelson es transformado en un superhéroe, una mezcla de The Mask y Obsidian llamado Boy Chimney (El chico chimenea). Mas tarde Nelson vuelve al lugar de los hechos, tratando de repetir la transformación. Esta vez, sin embargo, en vez del humeante vengador, se trata de Captain Lachrymose, un superhéroe medio emo que gana su fuerza a partir de las penas mas desgarradoras de sus oponentes.

El genial Boy Chimney.

Al parecer Darren no solo anda en malas compañías, sino que además se trataría de algo mas que simples mafiosos. Nelson utiliza a Captain Lachrymose para intimidar a los malos y convencerlos de dejar a su amigo en paz. En el proceso, se da cuenta de que su encarnación en un superhéroe no borra su conciencia de quien realmente es, pudiendo pensar y reaccionar como superhéroe pero influenciado por su contraparte “normal” en una coexistencia sumamente interesante. Y se da cuenta además del mecanismo de la cabina telefónica y cual es la palabra que lo transforma. Tanto o mas rollo que la palabra Shazam, chocar anillos o “¡Llamas a mí!”.

Portada original de Dial H for Hero del 66.

No dejan de llamarme la atención algunas cosas, aparte de lo endiabladamente entretenido de este “Dial H”. La primera es que el comic está extraordinariamente bien escrito. Miéville es un talentoso escritor, el cual proviene directamente desde la literatura fantástica. Ha sido premiado con el Hugo, el Arthur C. Clarke y el British Fantasy Award y nominado al Nebula, entre otros. De hecho duele un poquito el que sea una obra tan brillante, ya que sería deseable que este nivel fuese el standard de escritura en DC. El arte acompaña todas las intenciones del texto, por lo que es relajado en los intervalos sin acción y demencial cuando todo escapa a la lógica. Es un comic que engancha y promete. Lo único que me da hasta pena es que si nos guiamos por la lógica de las previas encarnaciones de Dial H for Hero, no vamos a ver a Boy Chimney nunca más. Y si, me detuve un segundo a pensar cual era la referencia que me rondaba la neurona nerdiana, pero les puedo decir con seguridad, no hay punto de comparación con Ben 10. Tanto no hay comparación, que me costó establecer la relación, que pudiese resultar lógica.  Lo que si se me vino a la mente es Dial M for Monkey, del Laboratorio de Dexter y por supuesto Dial M for Milhouse de The Simpsons, pero esa ya es otra historia.

Entonces un viejo concepto rebooteado, un gran escritor, grandes artistas y un excelente número uno. Automáticamente uno de mis nuevos favoritos y una lectura obligada de los nuevos 52.

Otros artículos:

Controla al Capi desde tu iPhone
No te pierdas la ComicConce 3
Willingham anuncia término de Fables en el #150
Pin It

5 Responses to Reseña: Dial H, el ¿nuevo? título de los nuevos 52.

  1. En realidad este cómic promete mucho y más considerando que alguien como Miéville esté detrás de las historias ¿Has leído sus libros como “La Estación de la Calle Perdido”? (¡Es increíble!). Por cierto, te faltó poner en tu artículo que sobre este antiguo personaje se hizo una serie animada infantil en su momento y que Miéville ya ha había hecho un trabajito para DC con una historia de Hellblazer.

  2. Maurocomics dice:

    El 2003 hubo otra serie de Dial H, escrita por Will Pfeiffer, muy buena y con una tónica muy parecida a la actual serie. Una pena que durara una veintena de números ya que era bastante fresca. Personajes comunes enfrentados a la responsabilidad e incertidumbres de tener superpoderes de un día para otro. Algunos los encontraban geniales, otros les acarreaban solo problemas rechazandolos. El dial pasaba de una persona a otra aleatoriamente. Este reboot de 2012 mantiene el mísmo aire mas urbano y menos superheroico que la serie de los 80.

  3. Horny Torrinco dice:

    Iba a comentar lo de las otras versiones de Dial H, lo de Hellblazer y los libros de Miéville, pero luego de mencionar los premios, me dio lata venderla tanto porque me volví fan inmediato, gracias por los apuntes.

  4. Juan Salvo dice:

    Pucha que saben nuestros lectores. No estoy siendo irónico por si acaso.

  5. otrew dice:

    la version del 2003 era bien buena, creo que recordar que el primero se terminaba intentado suicidarse, pero superman lo salvaba o algo asi. eso si la segunda mitad de la serie bajaba harto su calidad

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *