andyfairhurst9

Infancia superheroica por Andy Fairhurst

by • 30 Mayo 2012 • Comics e Internet, Imperdibles, PortadaComments (7)3078

Quién de nosotros no imaginó ser uno de nuestros héroes favoritos. Más de alguno tomó el martillo de su papá para sentirse como Thor, o modificó una bolsa de basura negra para convertirla en el manto de Batman. Pues tomando como base ésta idea es que el artista Andy Fairhurst realizó una serie de siluetas de pequeños y pequeñas soñando vivir las aventuras de sus personajes favoritos, con más de alguno emulando algún pérfido ( y no tanto) villano.

Hermosas interpretaciones de la niñez, rescato particularmente las garras/rama de Wolverine, el escudo/tapa de basurero del pequeño Capitán América, y el regordete Bane listo para reventar el globo con el escudo del encapotado.

Si deseas ver más de la obra de Fairhurst, y te recomendamos que lo hagas, puedes visitar su galería Deviant pinchando aquí. Los dejo con el resto de los mini héroes y villanos, disfruten.

Fuente: Comics Alliance

 

Otros artículos:

Sacando la tinta del closet: Imperdible charla sobre la homosexualidad y cómics
Guía 2.0 de cómo regalar cómics y no morir en el intento
Zack Snyder presenta un vistazo a Justice League
Pin It

7 Responses to Infancia superheroica por Andy Fairhurst

  1. Yorick Allen dice:

    Están increíbles, lindos momentos de la infancia!

  2. Ricardotron dice:

    Me parecen fenomenales. Que recuerdos cuando uno se divertía con cualquier objeto. Maravilloso

  3. Raúl dice:

    buenisimo… esta todo el gesto de héroe …y el de Hulk es notable

  4. Juan Salvo dice:

    Así es, están maravillosos.

  5. Me acuerdo de mi sobrinito regalón, que en sept cumple 3 años recién y ya alucina con los superhéroes (se mete a mi armario para ponerse mis poleras nerds y vez que está conmigo tengo que ponerle mis pelis y seriales, entre otras chocherías). Cuando chico jugaba a que era transformer y hacía el sonido de que me transformaba, je, je je

  6. Me impresionan las ilustraciones de Fairhurst, capturan esas aspiraciones inocentes de la niñez de las cuales me acuerdo tan bien.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *