Imagen proporcionada por 123people.de

Querido Themo: hasta que el cinto espacio-temporal nos lleve hacia ti

by • 25 Julio 2012 • Destacados, Portada, Sin capaComments (4)1205

Imagen proporcionada por 123people.de

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Parece ser un dato no relevante, pero antes de comenzar a dedicar unas palabras al gran Themo Lobos, debo reconocer que esta humilde columnista de Eternautas padece de déficit atencional. Sí, un enorme grado de dispersión, fuga de ideas y la imposibilidad de estar en un lugar donde la gente hable el mismo tema mucho rato. En general comienzo a mirar el techo, a moverme inquieta, a pensar en las cosas que debo hacer mañana o pasado, si me lavé o no los dientes, etc.

Sin embargo, en mi infancia no fui la típica niñita ritalín. La razón de por qué no engrosé la larga lista de niños sedados fueron los libros, y principalmente los cuentos e historietas.

Eran las 2 de la tarde en el colegio:  quinto básico, la típica mujercita con trenzas que llega a mediados de año por traslado de otra ciudad. Miradas inquietas, pocos amigos. La primera palabra que le decía a los directores de los colegios a los que me iba era ¿tienen biblioteca? Y así fui conociendo a Asterix y Obelix, Mafalda, Condorito, y por supuesto: Ogú y Mampato.

Pequeñas joyitas

Las 4 de la tarde:  la profesora hablaba y hablaba. Pero siempre me encontraba en otra parte, con los Moais en Rapa Nui, con la hechicera Morgana,  con el Bromisnar de Bagdad. Pronunciando por horas “Mampatuuu” que siempre encontré que sonaba tan tierno. Recorrí cientos de lugares en mi mente con tan solo hojear esas páginas, las cuales con su color, enseñanza y diversión me mantenían concentrada cuando nadie más podía hacerlo. Recuerdo que solía guardar las historietas en una carpeta gigante con la cual “aparentaba estudiar”. Fue una buena táctica, nadie creería que la niñita foránea de turno que era usada como ejemplo por su tranquilidad, en realidad estaba viajando en un cinto espacio-temporal hacia otras latitudes.

Si usted conoce a algún niño con este tipo de capacidades especiales, es excepcionalmente inquieto o simplemente quiere hacer un buen obsequio, no intente que lea un libro de 150 páginas antes de los 10 años, mejor entréguele un ejemplar de Mampato. Si es antiguo, mejor. Se va a dar cuenta que entre tantos colores, alegrías y enseñanzas su pequeño  pasará horas sumido en civilizaciones lejanas, aprendiendo cosas que le servirán como aprendizaje para la vida y por supuesto, para la diversión.

Confío en que todos los fanáticos de este grande que emigró a tierras más lejanas rendiremos homenaje día a día, no con 30 segundos en televisión al cierre. Sino con el único reconocimiento que podemos entregar a alguien que alzó su mano y su lápiz toda la vida: compartir su gran obra a las nuevas generaciones.

Hasta siempre querido Themo.

Otros artículos:

Y tendremos nuevo vehículo en The Dark Knight Rises
En Defensa de ULTRON. Ok, es el malo... ¿o no?
A falta de un tráiler, aquí tienen nuevas fotos de Deadpool
Pin It

4 Responses to Querido Themo: hasta que el cinto espacio-temporal nos lleve hacia ti

  1. Genial Ivy. Un abrazo.

  2. Txus dice:

    Muy Lindo Articulo Poison Ivy!!!
    😀

  3. josé Antonio dice:

    me sumo a tus comentarios, sólo quiero agregar que mi interés por la historia de Chile nació con “la reconquista”…. Viva la patria!… Charquikan… Don Manolito (Rodríguez).
    Hasta pronto Themo,
    gracias Ivy

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *