expo cinco grandes_Plop! Galería640

Muestra de galería Plop! nos trae a los maestros de la época de oro del cómic chileno

by • 16 Marzo 2013 • Destacados, Imperdibles, Portada, Sala de TrofeosComments (1)8047

expo cinco grandes_Plop! Galería640Cinco son los grandes maestros que la excelente Galería Plop! reúne en esta muestra colectiva. Todos nombres fundamentales de la historieta criolla, marcaron pauta durante décadas en nuestro país, siendo protagonistas de la edad dorada del noveno arte en Chile. Y es que hablar de Mario Igor, Máximo Carvajal, Vicar, Nato y por supuesto Pepo es sinónimo de cómic.

Pero quiénes son estos autores, bueno, a continuación realizamos un brevísimo resumen de su obra.

Página de Sigfrido por Mario Igor (click para agrandar)

Página de Sigfrido por Mario Igor (click para agrandar)

Mario Igor, un favorito de Beer Lantern, fue un tremendo ilustrador, nacido en Puerto Montt en 1929, fue uno de los grandes artistas que poblaron las páginas de El Peneca, siendo incluso portadista de la icónica publicación de Zig-Zag, un tremendo logro considerando que Igor soñaba con dibujar para la revista. Si bien su trabajo exploró diversos estilos, con incontables obras y una extensa labor que lo llevó a ser parte de la revista Okey, Don Fausto, Simbad, Aladino, entre muchas otras; fueron los géneros del western y la fantasía en los que Igor explotó , con el desarrollo de la hasta hoy recordada La marca del escorpión (1955) y su trabajo más importante, Sigfrido, escrito por Vittorio Di Girolamo y basado en el héroe de la mitología alemana del mismo nombre. En términos visuales una obra impresionante, majestuosa, muy apropiada con la temática épica. Además, de espíritu social fundó la “Sociedad Historietas Ltda. o Dibujantes Profesionales Distribuidores de Historietas Limitada. En ella, junto a un grupo de dibujantes, integrada por Pepo, Lugoze, Alhué, Leo, Abel Romero y otros, coordinados por el

Viñeta de Dr. Mortis por Máximo Carvajal (click para agrandar)

Viñeta de Dr. Mortis por Máximo Carvajal (click para agrandar)

argentino Miguel Gordon, radicado en Chile, trataron de promover la presencia de historietas nacionales en la prensa, ofreciendo sus personajes. En esa labor recibían el apoyo de “El Mercurio”. ” (Ergocomics).

El segundo de la muestra, Máximo Carvajal nació en Valparaíso en 1935, y tuvo una vastísima producción comiquera, como pueden revisar en este completo artículo de Ergocomics. Rescatando sus principales hitos, su primer trabajo fue en la revista Vistazo, luego de eso, en 1955 se encarga de la revista Ventarrón, donde escribe y dibuja, siendo la primer a revista de historietas completamente producida en Chile. Luego, a fines del 64 llega a la revista Rocket, donde por primera vez explora el género de Ciencia Ficción, que marcará su carrera.

Además fue uno de los dibujantes de la emblemática Dr. Mortis, de Juan Marino, donde sus ideas lograron darle un respiro a una publicación que estaba alejada de la línea editorial de  Quimantú, la nueva y estatizada Zig-Zag, que termina por cancelar la icónica historieta en el 71.

Página de El Huaso Ramón por Vicar (click para agrandar)

Página de El Huaso Ramón por Vicar (click para agrandar)

El tercer maestro es Vicar o Víctor José Arriagada Ríos, nacido en Santiago en 1934, este artista debe ser uno de los más importantes ilustradores que ha tenido nuestro país, además uno de los primeros que proyectó su carrera internacionalmente. Vicar comienza su labor de historietista en los años 50, en el suplemento Mampato de El Mercurio (no la Mampato de Armstrong, Vega y Lobos). Luego dibuja en la histórica Barrabases, donde crea las series Locutín e Hipólito y Camilo. También estuvo presente en la picaresca El Pingüino, es en esta publicación donde crea a uno de sus personajes más reconocidos, el Huaso Ramón, protagonista de una serie de carácter costumbrista, que presente la vida del campo en una época bastante más sencilla. De corte humorístico el Huaso Ramón es un personaje que sigue la senda de Condorito o Verdejo, en términos que representa un arquetipo de la sociedad chilena, en este caso el Huaso.

Junto a esto Vicar estuvo presente en la clásica Topaze, la mejor revista de cómic político de nuestra historia, donde se encarga de El Paleta, un parodia a Jorge Alessandri, presidente de la época. En 1959 trabajó realizando tiras independientes en El Saquero, perteneciente a Pepo y a principios de los 70´s diseña el título de la recordada Viejo Verde, de Guido Vallejos (nombre que ahora toma tristes ribetes debido a la contingencia que rodeó al creador de Barrabases durante los pasados meses).

Viñetas de la historia Had a Globber por Lars Jensen y Vicar (click para agrandar)

Viñetas de la historia Had a Globber por Lars Jensen y Vicar (click para agrandar)

Desde 1960, hasta 1965 vive en Barcelona, donde trabaja para Bardon Art Studios. Es aquí donde sus trazos adornarán publicaciones de varias latitudes, como Francia, Dinamarca y la misma España. En 1971 comienza su etapa más importante dibujando para Disney. Es en la Casa del Ratón más Famosos del Mundo donde Vicar dictaría escuela en términos plumíferos. Famoso es su labor con personajes como El Pato Donald y el Tío Rico, su trabajo es sumamente recordado en EE.UU., tanto así que Carl Barks, icónico ilustrador del cáracter, reconoció a Vicar como el mejor dibujante moderno del emplumado.

Víctor Arriagada fallece de leucemia, en Holanda el año 2012, se mantuvo activo trazando a Donald hasta sus últimos días.

Ahora vamos con Nato. Renato Arriagada nace en San Javier en 1921. Aprende a dibujar a través de un curso por correspondencia porque, según confesó a Carlos Reyes de Ergocomics, era muy malo para dibujar. Tomó el curso de dibujo humorístico y allí “el profesor Eduardo Pinochet pronto reconoció el talento de su alumno y le pidió que le ayudara a corregir otros trabajos. Lentamente se fue armando su carrera profesional” (Emol). Comienza, a sus 21 años,  a trabajar en la sección de Propaganda del diario La Hora, luego crea a Pirulín, personaje infantil para la revista El Cabrito. 

Toriobio el Náufrago por Nato (click para agrandar)

Toriobio el Náufrago por Nato (click para agrandar)

Participó también en las históricas Pobre Diablo, El Peneca, Simbad, La Chiva, Ganso y El Pingüino. Es en Pobre Diablo donde toma la tira Toribio el Náufrago, creado originalmente por Pepo, pero que bajo la pluma de Nato se definiría. Toribio era un personaje querible, siempre solitario o acompañado en ocasiones por alguna fémina de voluptuosas formas, atrapado en una ínfima isla, el humor era del tipo situacional, cosa que Nato manejaba a la perfección.

Ya más adelante su trabajo comienza a popularizarse dentro de publicaciones de corte deportivo, ejemplos de esto son los personajes Pituto y Cachupín, creados dentro de las página de la revista Estadio. Éste último probablemente su creación más conocida, un deportista empedernido que pasaba por diversas disciplinas, con diversos resultados, algunos más afortunados que otros.

Otra de sus creaciones más destacadas es el pequeño Ponchito, un niño de campo que narra sus historias en diversos ambientes rurales de nuestro país.

Don Gabito por Pepo (Click para agrandar)

Don Gabito por Pepo (Click para agrandar)

Finalmente, el quinto maestro y probablemente el artista de cómic más importante de la historia de nuestro país, Rene Ríos Boettiger, más conocido como Pepo. Nacido en Concepción en 1911, este penquista estaba en primer año de Medicina en la Universidad de Concepción cuando comienza a colaborar con el Diario El Sur. Luego se muda a Santiago donde es contratado por Coke en la revista Topaze (1931). En esta publicación satirizó a varios presidentes, como Pedro Aguirre Cerda a través de su personaje Don Pedrito, Juan Antonio Ríos con El Jefe y a Gabriel González Videla (responsable de la Ley Maldita y de permitir el voto femenino, una mala y una buena) con Don Gabito. Siendo este su primer gran éxito gracias al carácter lúdico y divertido del personaje. De hecho durante una comida Videla “le manifestó a Pepo su admiración por haber captado sus más íntimos deseos, como deslizarse por la baranda de la escalera de palacio, entre otros.” (Ergocomics).

Luego de un breve paso por La Raspa, intento de competencia de la Topaze, Pepo publica internacionalmente, en las publicaciones Bon Humor de Brasil y la norteamericana Interamerican.

En 1945 crea la breve pero notable Pobre Diablo, donde realiza la tira que da nombre a la publicacion y desarrolla sus hermosas portadas, siempre adornadas con mujeres tipo Yayita. Pero no solo de mujeres semi desnudas vivía Themo, también realizó diversas portadas para El Peneca en 1950.

Dos años antes, en 1948, en la revista Okey aparecerá su mayor creación, Condorito, un cóndor antropomorfo que representaba al roto chileno, pero en un ambiente más urbano, a diferencia de otros personajes de corte folclórico que normalmente se desenvolvían en zonas más rurales de nuestro país. Según Pepo, fue el visionamiento de la cinta Saludos Amigos de Disney que lo llevó a crear al divertido pajarraco. En ésta cinta Disney realizaba un viaje por Latinoamérica a través de diversos cortos animados inspirados en variados aspectos culturales de cada país. Es así como vemos a Tribilín como un torpe gaucho en el país vecino, o a Donald conociedo a Pepe Carioca, un loro brasileño que llevaba al malhumorado pato a vivir la samba y el carnaval. El problema fue que en el caso de Chile, nuestra historia era protagonizada por un pequeño jet humanizado llamado condoritosPedrito, que debía cruzar la cordillera para llevar una carta a Jorge Délano (Coke). Eso no fue del gusto de René Ríos quién decide crear un personaje que realmente refleje el carácter nacional. Inspirado por un cortometraje llamado 15.000 dibujos, de 1937, en el cuál aparecía un cóndor llamado Copuchita, decide crear a Condorito, en una versión bastante menos estilizada que la actual. Además desarrolla una galería de personajes secundarios basados en sus propios conocidos y en arquetipos sociales, como el compadre  Don Chuma, Garganta de Lata, Ungenio González, el desagradable Pepe Cortisona y su sobrino Coné (era una época en que los protagonistas de cómics tenían sobrinos, nunca hijos). Además, Ríos le dio a Condorito una despamapanante y eterna novia, Yayita, que hasta el día de hoy no ha podido llevar  al escurridizo buscavidas al altar.

Condorito comenzó su propio libro en 1955, con una edición anual de 96 páginas y poco a poco en el tiempo aumentó su periodicidad, hasta que en la mitad de los años ochentas llega a ser quincenal. Fue tal su éxito que en esta década comienza a publicarse internacionalmente, siendo hoy uno de los personajes más reconocidos del cómic latinoamericano. Es tal sus popularidad que en muchos países piensan que Condorito pertenece a esa nación y no a Chile, hagan la prueba cuando visiten Argentina y verán que es cierto. Gracias a las ventas Pepo contrató un equipo de trabajo para desarrollar las aventuras y chistes de Condorito, él que sobrevivió a su creador y se sigue editando hasta la actualidad, con llegada en diversos países.

condorito Volviendo atrás, muy atrás, en 1955, como ya habíamos indicado, funda La Sociedad Historietas Ltda. o Dibujantes Profesionales Distribuidores de Historietas Limitada junto a Mario igor y otros destacados artistas del medio, con el fin de lograr mayor presencia de tiras chilenas en los medios nacionales. La inicitativa no rindió los frutos esperados por lo que no se mantuvo en el tiempo.

En 1956 llega a El Pingüino, recién fundada, la publicación reunía al dream team de la época, entre los que se cuentan Lukas, Nato, Themo Lobos y el mismo Pepo. En ésta publicación desarrolla los personajes Viborita y Don Rodrigo.

Su última incursión en el género picaresco fue en 1973, en la revista Ganso de editorial Quimantú, antigua Zig-Zag, en ese momento empresa estatal. La publicación solo alcanzó 4 números y fue cerrada en diciembre de 1973 junto con la editorial, por la Dictadura Militar.

Con el tiempo, y salvo algunos proyectos fallidos, Pepo concentró sus esfuerzos en Condorito. Su obra debe ser, junto con la de Themo Lobos, la más influyente de la historieta chilensis. Un gran maestro que murió en julio de 2000 con unos no despreciables 88 años de edad.

Pues bien, luego de este breve resumen les recuerdo que podrán ver los trabajos de todos estos próceres del cómic en la galería Plop! desde hoy 16 de marzo, con inauguración a las 18 horas en la misma galería, ubicada en Galería Merced 349, local 7, barrio Lastarria, Santiago. En la ocasión Jorge Montealegre presentará el libro Nato, la sonrisa imborrable y hablará con los asistentes sobre estos maestros. La muestra se extenderá hasta el  23 de abril. Y recuerden, estamos frente a una galería, no un museo, por tanto tendrán la posibilidad de adquirir algún original de estos tremendos artistas. No se lo pierdan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros artículos:

El teaser trailer de Los Vengadores se estrenará con Capitán América
Exclusivo: Gabriel Rodríguez y Nelson Dániel adelantan el "desafío" de realizar Little Nem...
Los chilenos que estarán en la Comic Con de San Diego 2017
Pin It

One Response to Muestra de galería Plop! nos trae a los maestros de la época de oro del cómic chileno

  1. Rafael Barroeta P. dice:

    Nunca me gustó el humor que desarrolló Pepe en ese personaje “Condorito”, todo se reducía a narrar una historia de chistes conocidos en la que comicidad se reducía al último cuadro, de verdad que es una pena.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *