star-wars-imax-2400x1200-758998644677

Star Wars The Force Awakens: Como reencontrarse con un viejo amigo – Reseña

by • 21 Diciembre 2015 • Destacados, Portada, Viñetas en movimientoComments (3)2496

Cuando uno se encuentra con un viejo amigo o amiga que uno no veía hace tiempo, varias cosas suceden. Te acuerdas de lo bueno y de lo malo, te da gusto encontrarte con esa persona y quieres descubrir qué tanto cambiado o en qué cosas sigue siendo el mismo.

Algo así ocurre con Star Wars: The Force Awakens (El despertar de la fuerza), la séptima entrega de la saga creada por George Lucas y la cuarta de la historia que sí vale la pena. Al salir de la sala, como al despedirte de un viejo amigo, te sientes feliz de volver a verlo, de haber pasado un buen rato y saber que sigue siendo el mismo de siempre.

Pero al rato, empiezas a ver también en qué ha cambiado, para bien o para mal, y te preguntas si quieres volver a verlo. 

TFA_still--1536x512

La película dirigida por J.J. Abrams (Star Trek, Super 8), quien escribió el guión junto a Lawrence Kasdan, quien estuvo en las letras de dos entregas anteriores –El Imperio Contraataca y El Regreso del Jedi– y Michael Arndt, quien hizo el primer borrador, es un regreso a todo aquello que nos gustaba de La Guerra de las Galaxias antes de las precuelas que casi terminan por hundir el cariño que se tenía por la saga.

La historia comienza 30 años después de la caída del Imperio Galáctico, donde en vez de haber paz, sigue existiendo el conflicto entre la oscuridad y la luz. Cierto personaje ha desaparecido y todos lo buscan, unos para que los salve (La Resistencia) y otros para destruirlo (La Primera Orden), y en esta búsqueda una nueva generación de héroes y villanos entra en escena.

Hay aventura, acción, entretención, de esa que no se toma más en serio de lo que es y que busca que uno como espectador disfrute estar en la sala de cine, pero también tiene aquello que no tuvo las precuelas: Personajes que te importaran.

Rey (Daisy Ridley), Finn (John Boyega) y Poe Dameron (Oscar Isaac) son los nuevos héroes –un excelente casting- y pese a los distintos desarrollos que tiene cada uno, se siente cariño por ellos y uno disfruta o sufre en distintos momentos del metraje con lo que les ocurre. Reímos con ellos, celebramos por ellos y nos sentimos mal con ellos, porque importan y sus actuaciones logran que ello sea posible también.

Si bien Rey se roba la película en ciertos momentos, cortesía de un desarrollo algo acelerado gracias a una explicación que faltó profundizar, y Poe es el héroe desde el inicio, el mejor personaje de los tres es Finn. Un personaje imperfecto, algo quebrado, en busca de una razón tras una vida anónima a la que fue obligado. Aquí hay una evolución, de un hombre al que le dijeron que tenía que ser algo a alguien que él mismo se forjó. 

SW_1

En este nuevo capítulo, la Resistencia son los nuevos rebeldes, con una general Leia (Carrie Fisher) a la cabeza que hace frente a esta Primera Orden, nazis, fanáticos del Imperio que buscan imponerse a la fuerza en una galaxia que desean controlar y son capaces de todos para ello.

Y también están Han Solo (Harrison Ford) y Chewbacca (Peter Mayhew), viejos héroes que tratan de ganarse la vida en lo que mejor saben hacer, ser cazarrecompensas y ganarse enemigos, mientras escapan del pasado. Uno que inevitablemente deberá enfrentar uno de ellos.

Todo así, con todos los cambios y el tiempo que ha pasado, la cinta se siente muy familiar. Es porque Abrams, que demuestra su cariño por la saga en todo el metraje, decide hacer su propia versión de la película que lo empezó todoLa Guerra de las Galaxias AKA Una Nueva Esperanza en vez de apostar por algo completamente diferente.

Usa esto para dar inicio a algo, una nueva saga que sabemos desde hace tiempo que tendrá más episodios, por lo que comienza de manera similar, con elementos que nos hacen déjà vu en varios aspectos y deja todo listo para lo que viene. Igualmente, pese a toda esta similitud, toma riesgos y decisiones que marcarán la saga en forma importante.

Pero también, como lamentablemente ocurre con Abrams y sus producciones, deja muchas preguntas, quizás demasiadas, sin responder. Eso no ocurrió, por ejemplo, con Una Nueva Esperanza porque nadie pensaba que iría a tener una secuela ni se pensaba en varias secuelas. ¡Vamos, si ni siquiera era un Capítulo IV! Eso se agregó después. Pero ahora esto es un plan mayor, que tiene asegurada varias secuelas y spin off, por lo que se guardó la respuesta a varios misterios para el futuro. Y algunos, al quedar tan abiertos, molesta que tengamos que esperar tanto para saber. 

Otro aspecto negativo de la cinta es que no hay un gran villano. Kylo Ren (Adam Driver) es el que más desarrollo tiene, uno que prometía bastante en la previa ser tan imponente como Darth Vader. Pero pese a lo poderoso que es -porque lo es y lo comprobamos en los primeros minutos-, resultó ser uno más bien sufrido y mentalmente perturbado, que pasa rápidamente del temor que tiene uno como espectador de él a alguien a quien incluso se le puede tener pena. 

Si bien se comprende cierta decisión que toma y que probablemente lo convierta en el personaje más odiado por los fanáticos, faltó desarrollar más el camino hacia ese climático momento.

SW_3

También hay personajes que están desaprovechados -mal ahí con Max von Sydow- y otros que claramente se presentaron acá para que más adelante sobresalgan -Captain Phasma-, hay algunos que tienen pequeñas apariciones y se roban la escena, como Maz Kanata con la voz y perfecta actuación digital Lupita Nyong’o, quien también promete tener más aparición a futuro. Y Chewie tiene mayor protagonismo, uno que se merecía.

Pero lo que es imperdonable de Abrams y su equipo es lo hecho con el Líder Supremo Snoke (Andy Serkis), un personaje digital que en la previa prometía ser amenazante pero terminó siendo el Thanos del Universo Cinematográfico Marvel: Un tipo malo sentado en una silla al que todos temen pero no hace nada. De nuevo, otro elemento para desarrollarse en el futuro.

Sí, se siente rápida, ciertas cosas no tienen respuestas y otras son muy familiares a algo que ya vimos, y tampoco tenemos una gran frase inolvidable -no hay una equiparable a “Yo soy tu padre”, por ejemplo-, pero se siente cariño, hay personajes que sobresalen, la música de John Williams es mucho mejor de lo que ha hecho en harto tiempo y hasta los guiños nostálgicos están bien hechos, sin caer en lo burdo y hasta ridículo que ocurría en Jurassic World al “tratar” de hacer referencias a Jurassic Park.

Además, visualmente es espectacular. Si tienen la oportunidad, véanla en IMAX. Ahí es donde mejor se aprovecha en imagen y sonido, logrando escenas que son para no despegar el ojo. Aquí se ven los aspectos más diferentes con las entregas anteriores -precuelas y trilogía original-, pues las secuencias hacen buen uso del entorno, no todo ocurre en el espacio y las batallas entre naves tienen momentos para aplaudirlas. Especialmente la primera secuencia del Millenium Falcon, una belleza.

SW_2

Abrams tiene tanto cariño por esta saga que prefirió seguir en la misma línea que hacer algo completamente diferente, con lo bueno y malo que trae eso, pero es un recorrido muy entretenido y superior a las precuelas. Claro, eso último era muy difícil no lograr, aunque muchos temieron. Y quizás el hecho de que el equipo haya decido apostar a la segura haya hecho que exista gente decepcionada con lo visto.

Pero no. Acá fue como encontrarme con un viejo amigo, con sus cosas buenas y malas, al que quiero volver a ver, porque la historia que me contó fue entretenida y dejó todo listo para continuar escuchándola. Porque también el final no es “decepcionante”, como he escuchado por ahí, sino todo lo contrario: Es perfecto para dejarnos esperando más.

Acá, como dice su título, es el “despertar” y ahora todos somos parte. Quiero ver el Episodio VIII que dirigirá Rian Johnson (Looper, Brick), quiero volver a reencontrarme con este amigo que no veía de verdad hace tiempo, pero también quiero conocer más de sus historias y para eso el otro año tendremos Rogue One. Ahí no habrá jedis, los protagonistas serán rebeldes en un entorno de guerra, de conflicto. El lado gris de un universo blanco y negro.

Si no les gustó la nueva entrega de Star Wars, tranquilidad, pues ahí tienen la trilogía original y seguirá siendo buena, nadie les quitará eso. Pero los que nos sumamos al “despertar”, queremos continuar esta historia y tienen nuestra atención. Gracias viejo amigo por regresar, con tus logros y falencias da gusto tenerte acá.

Pueden leer también: Review íntimo de Star Wars The Force Awakens: Abrams el padre de la fe

Otros artículos:

Al fin los fanáticos de Porkins fuimos escuchados- Nuevas escenas de Star Wars
Todas las actividades enfocadas en el cómic en FILSA 2014
Gobierno de Macri propina duro golpe a editoriales argentinas
Pin It

3 Responses to Star Wars The Force Awakens: Como reencontrarse con un viejo amigo – Reseña

  1. […] 21 Diciembre 2015 | Star Wars The Force Awakens: Como reencontrarse con un viejo amigo – Reseña […]

  2. Arely dice:

    Comparto algunas de las observaciones que hacer por ejemplo los personajes desaprovechados, creo que Poe tuvo que aparecer más, sin embargo, JJ Abrams y el resto del equipo lo hicieron de forma fantástica le dieron justicia a tantos años de espera. Pienso que aún falta que esta historia tome fuerza pero esta nueva etapa parece prometedora. Por cierto, la van a pasar por HBO les comparto los días y horarios http://hbomax.tv/movie/TTL607247 las películas de Star Wars son tan buenas que nunca nos cansamos de verlas una y otra vez. Que tengan buen día y que la fuerza los acompañe!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *