Heredia: el detective chileno que nunca envejece – Reseña

by • 3 Noviembre 2016 • Destacados, PortadaComments (0)1015

Sólo faltaban tres años para que la Dictadura en Chile acabase. Eso, desde luego, sus habitantes no lo sabían, pues, a pesar de que en el año 1985 surgieron los primeros  fantasmas de lo que sería más tarde la campaña del No, era difícil presagiar el resultado.

La tensión se sentía en el ambiente, y eso, al parecer, el escritor puntarenense, Ramón Eterovic, lo detectó enseguida. Los chilenos que vivían en la constante incertidumbre de no saber el paradero de sus parientes desaparecidos, necesitaban escuchar una voz amiga. Fue, entonces, que en 1987 apareció por primera vez el detective privado Heredia, en el libro La ciudad está triste.

Heredia Detective

En un oscuro escenario, Heredia fue la encarnación de la justicia. Porque, cuando los aparatos estatales fallan, aparecen los justicieros. Si tienen alguna duda al respecto, hablen con Matt Murdock. Lo cierto es que, cada país tiene a su héroe -o, acaso, antihéroe-, y un continente tan azotado por fuerzas opresoras como Latinoamérica, no podía ser la excepción.

La novela gráfica Heredia Detective, publicada por LOM Ediciones el año 2011, conservó los tintes de género negro que Eterovic tanto se esmeró en dar a sus libros. Y es por eso que el guión, escrito por Carlos Reyes y Cristián Petit-Laurent, y los dibujos recuerdan un poco al trabajo hecho por Frank Miller en Sin city.

Portada del libro en el que se basó la novela gráfica "Heredia Detective".

Portada del libro en el que se basó la novela gráfica “Heredia Detective”.

Cuatro son las historias que aparecen (en su respectivo orden): Yo vi morir a Hank Quinlan (guión de Carlos Reyes y dibujos de Claudio Romo, en compañía del ilustrador Abel Elizondo); Muchos gatos para un solo crimen (guión de Cristián Petit y dibujos de Demetrio Babul); Por amor a la señorita Blandish (guión de Carlos Reyes y dibujos de Rodrigo Elgueta);  Ojos azules (guión de Carlos y dibujos de Ítalo Ahumada); y un epílogo, que quedó en manos de Félix Vega y, nuevamente, Carlos Reyes.

Para dar solidez a los cuentos, se escribió una historia aparte, que sirvió como punto de unión para las demás. Así pues, introdujeron, en calidad de personaje, a Eterovic en la novela gráfica; su papel no es menor, pues es el amigo “escriba” de Heredia.

La historia, entonces, se abre así: luego de una agitada noche, Heredia da de comer a su gato Simenon y abandona su departamento para juntarse con su viejo amigo, el Escriba. El cierre de El city  —antaño lugar de encuentro de ambos— lleva a Heredia a rememorar pasajes de su vida y, específicamente, algunos casos de investigación que lo marcaron.

Ramón Díaz Eterovic incluido en calidad de personaje secundario.

Ramón Díaz Eterovic incluido en calidad de personaje secundario.

Yo vi morir a Hank Quinlan está cargado de referencias; desde la incorporación de un dibujo del rostro de Woody Allen hasta la mención de películas taquilleras de los años 70 y 80, pertenecientes al género western. Lo interesante de este cuento es que se desmitifica un poco el cine, asignándole una importante función dentro de una investigación que Heredia sigue paso a paso.

En Por amor a la señorita blandish, Heredia se muestra como tal; un borracho empedernido que a ratos  siente, tal vez, el peso de la soledad. Y es que los detectives son los seres más propensos a sentir el látigo del amor. Evaden toda posibilidad de establecer vínculos, pero en el fondo la tentación de sucumbir sigue ahí, latente. En relación a esto, ¿cómo no recordar a Rick Deckard y Rachael?

Primeros bocetos de Heredia, realizados por el dibujante Rodrigo Elgueta.

Primeros bocetos de Heredia, realizados por el dibujante Rodrigo Elgueta.

Quizás esta novela gráfica no la disfruten quienes siguen con fidelidad las aventuras de Sherlock Holmes, pues en Heredia Detective el enigma pierde relevancia, y lo que brilla no es sino el fondo. Dicho de otra manera, se aleja del relato policial clásico, que nació en 1840, de la mano de Edgar Allan Poe.

En un clima de crisis de confianza, tiene sentido revivir a Heredia.

Otros artículos:

Con ustedes, el primer trailer del live-action de Rurouni Kenshin/Samurai X
El rock industrial de Zink: Perros Salvajes se lanza en FILSA 2014
Acá tienen el tráiler de la adaptación de Wilson de Daniel Clowes
Pin It

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *