ETERNAUTAS_CCXP_BANNER

CCXP São Paulo: Cuando los “quadrinhos” son el corazón de un evento masivo

by • 3 Enero 2018 • Comics, Destacados, Portada, Viñetas en movimientoComments (0)35093

Acá los cómics son el corazón del evento.

Esas palabras corresponden al dibujante Ivan Reis cuando conversamos unos minutos en São Paulo durante una firma y no podía estar más de acuerdo con él.

El dibujante detrás de Blackest Night y Aquaman hablaba de la Comic Con Experience (CCXP), convención que desde se iniciara en 2015 solo ha ido creciendo y ya puede ser considerado como el encuentro de cultura pop más grande de Latinoamérica, reuniendo este 2017 a más de 200 mil personas en cuatro días.

Estuvimos ahí entre el 7 y 10 de diciembre pasado. Fuimos como cualquier otro asistente, a conocer de primera mano y desde el punto de vista de los fanáticos cómo es este evento del cual cada año se habla maravillas y con muy pocas quejas. Y lo primero que recuerdo al hacer el balance son las palabras de Reis, pues reflejan bien lo que vimos: Acá la historieta, o como se les conoce en tierras brasileñas, los quadrinhos son los verdaderos protagonistas.

El corazón de la CCXP es el cómic. Eso es lo primero que podemos concluir en las primeras horas de recorrido al interior de las dependencias de la São Paulo Expo, donde tiene lugar el evento, pues en el centro de todo se encuentra el Artists’ Alley.

eeeeee

Bill Sienkiewicz fue uno de los artistas internacionales más solicitados en la CCXP, con filas de largas horas.

A diferencia de otras convenciones masivas, como la New York Comic Con en Estados Unidos o la Comic Con Chile donde hemos estado presentes, acá todas las actividades se desarrollan en torno al sector donde están los dibujantes, artistas y creadores del noveno arte.

Vayas a donde vayas, te muevas por donde te muevas, siempre los cómics van a estar en el centro, destacando por sobre las demás actividades y gigantescos stands.

Para los que hayan estado en FIC Santiago en Chile, imaginen ese evento -que se dedica sólo al cómic- a gran escala y tendrán una idea de cómo es el Artists’ Alley. Es enorme y, un gran punto a favor, es que tiene a los invitados internacionales del cómic, como Ben Templesmith, Simon Bisley, Denys Cowan, David Mack, Joyce Chin, Amy Chu, Bill Sienkiewicz, Paul Azaceta y Glenn Fabry, además de estrellas locales como Fábio Moon, Gabriel Bá y Gustavo Duarte, en los mismos espacios que los artistas brasileños. No hace ninguna distinción y están unos al lado de otros, en los mismos sectores y sin tener que pagar aparte por unos u otros.

Consagrados junto a debutantes, estrellas al lado de independientes entre las 352 mesas que reunieron en esta oportunidad a más de 489 creadores. Todos eran importantes y no se priorizaba a ninguno sobre el otro, entregando a todos un espacio destacado y céntrico dentro del evento, algo que hace años la Comic Con Chile debió haber aprendido y que en CCXP aplican desde el día uno.

ETERNAUTAS_CCXP2

El colorido y gigantesco stand para Mauricio de Sousa Produções.

Y hay más cómics en otros sectores, como tiendas especializadas y otras de editoriales locales, destacando un maravilloso y colorido stand dedicado a Mauricio de Sousa y todas las creaciones de su editorial Mauricio de Sousa Produções. El creador de Turma da Mônica era un verdadero rockstar y el espacio jamás estuvo vacío, con largas filas que se acrecentaron el sábado y domingo.

También resaltó Chiaroscuro Studio, agencia de talentos y de venta de arte que según el artista Joe Prado, uno de cofundadores junto a Ivan Freitas da Costa, es “única en América Latina y ni siquiera existe algo así en Estados Unidos“.

Este espacio, que tenía un diseño precioso de una “fábrica de arte”, no solo reunía a los artistas que la agencia representaba, como los mismos Prado y Reis, sino que trajo a creadores de primer nivel hasta el evento como Paul Pope y Gail Simone. Un lujo y por el que no había que pagar de más, sólo llegar temprano para conseguir puesto en las firmas limitadas. Todos los demás creadores de la agencia firmaban, vendían arte original y realizaban dibujos sin límites de cupos.

EEEEEEE

Chiaroscuro Studios, agencia de talentos y de venta de arte de creadores brasileños. Una parada obligada en el recorrido de la CCXP.

Los cómics en Brasil, considerando que la mayoría son editados en ese mismo país, no son caros y, aunque vayas con un presupuesto bajo, saldrás más que contento del evento con historietas firmadas por sus propios creadores, prints y arte original a precios muy tentadores. Solo podríamos considerar como excepción el caso de Humberto Ramos, que era el único -según pudimos dar cuenta- que cobraba desde la primera firma.

Claro, está el tema de que la mayor parte de las obras están en portugués, pero siempre se puede encontrar trabajos que no requieran conocer el idioma u otros sin diálogos. Te puedes llevar varias sorpresas y realizar algunos descubrimientos, como nos pasó a nosotros y esa es la mejor recompensa.

Todo licenciado

Otro aspecto que merece ser valorado es que si bien podíamos encontrar algunos fanarts -no copias- en el Artists’ Alley, en el resto de la convención absolutamente todo estaba licenciado. Gente, esto es súper importante. No se vendía nada pirateado, todo contaba con licencias, incluso de las editoriales grandes como DC y Marvel o estudios como Warner Bros., con creaciones originales -desde poleras a bolsos, tazas a vasos, hasta calzoncillos y envases para lentes de contacto- totalmente autorizadas.

ETERNAUTAS_CCXP1

El trabajo de Iron Studios con la licencia de Thor Ragnarok.

A esto se suma un gigantesco stand de Iron Studios, primera empresa brasileña que produce figuras y artículos de colección de primer nivel con licencias. Acá había un T-Rex gigante con un jeep de Jurassic Park que era imposible no ver, además de un museo con distintas de sus creaciones, algunas impresionantes inspiradas en Guardians of the Galaxy Vol. 2, Spider-Man, Justice League e incluso Chaves. Quizás no les suene por acá, pero así es como le conocen a El Chavo del 8 en Brasil, donde es todo un fenómeno.

Y acá tenían figuras de colección exclusivas que sólo podrías encontrar dentro del evento -al igual que las convenciones estadounidenses- y algunas se agotaron el primer día, generando las primeras filas de horas en la CCXP.

Esto habla muy bien de un evento, pues no solo como asistente adquieres cosas que son originales -no necesariamente baratas a diferencia de los cómics en la CCXP-, exclusivas y de creación propia en Brasil, sino que la de a la convención va un valor de calidad y de gran estándar a un evento que, gracias a estos aspectos, le ha permitido contar con la participación de Disney, Warner, Netflix, FOX y Sony, por mencionar algunos.

No es el Hall H, estás en São Paulo

En este punto es que pasamos a las grandes revelaciones. Si bien el cómic es el centro del evento, hay espacio para paneles realizados por los grandes estudios y editoriales, lo cual permite realmente crear la experiencia de estar en el Hall H de la Comic Con de San Diego.

La CCXP tenía el Auditorio Cinemark donde, si llegabas temprano e ibas directo a realizar la fila para este espacio, garantizabas un puesto entre los más de 3.000 espacios de esta sala donde podías acceder a charlas exclusivas -no eran transmitidas en ninguna otra pantalla del evento, por lo que los que estaban ahí eran los únicos testigos– y también a imágenes, adelantos y tráilers inéditos. Podías estar todo el día adentro, pues tienen baños y confitería.

eeeeeee

Hubo cosplayers, algunos sorprendentes y otros bastante artesanales, siendo parte importante de la CCXP.

Considerando lo masivo del evento y la gran cantidad de personas que están sólo en esa sala, los grandes nombres y apuestan por revelar contenido especial por primera vez en el mundo en este evento de São Paulo. ¿El nuevo tráiler de Jurassic World: Fallen Kingdom? Acá se vio primero. ¿Imágenes inéditas de Black Panther? No hay problema. ¿La presentación de WB/DC de las películas que vendrán a futuro? Sólo los presentes en esa sala el domingo vieron los nombres y logos, y tuvimos la suerte de estar entre ellos. Uno puede burlarse de los gritos y aplausos cuando ve videos desde la casa de la SDCC o de cualquier otro evento, pero estando ahí es imposible no ser parte de la emoción que genera el ser parte de ese grupo que sabe que vio algo que pocos vieron o antes que nadie. Gente, ojalá puedan experimentar ser parte de ese pequeño club.

Esto hubiera sido perfecto si no fuera por la mala acústica de la sala y el bajo sonido de micrófonos, una constante durante los cuatro días, con algunas charlas que no se disfrutaban del todo entre los gritos y si estabas alejado de los parlantes. Un aspecto a mejorar.

Preocupación inicial: Que todos disfruten el evento

También tenemos que dejar unos párrafos a la atención por parte de la organización y de los distintos integrantes del equipo que estaban por todo el centro de eventos donde se desarrollaba la CCXP.

Debo reconocer que me advirtieron, antes de viajar, que la actitud de estas personas no era agradable y que si no me entendían en español o en inglés, simplemente no me iban atender. Si bien se agradece la alerta, vaya sorpresa me llevé: Todos estaban dispuestos a ayudar, aunque no te entendiera ni una sola palabra.

La mayor parte del equipo sólo hablaba portugués, a excepción de aquellos que acompañaban a los invitados de cómic extranjeros, y siempre con sonrisas buscaban cómo entregar solución a lo que necesitaras. Un ejemplo: Varias filas en los distintos stands implicaban tener internet para poder acceder a lo que se realizaba allí y ganarte un premio, que podía ser un afiche, papas fritas o un (muy útil) tubo para guardar prints, por mencionar algunos. ¿No tenías internet? No importa, alguien te ayudaba y te permitía participar.

ETERNAUTAS_CCXP4

Los cosplayers se concentraron entre sábado y domingo, y los primeros días estuvieron más bien ausentes.

Otro es que si bien el portugués era el idioma por defecto, si una persona del equipo no te entendía, buscaba a otra que sí pudiera entenderte y ayudarte en lo que necesitaras. Y sin problemas. En un momento, un artista extranjero -por compromisos pendientes- no llegó a su mesa y quienes estaban a cargo del puesto nos pidieron disculpas a todos los que estábamos esperando, señalando que no sabían a qué hora llegaría. Se sentían muy culpables por no poder dar una solución, pero entendíamos que no era su culpa y todos los que estábamos en la fila se lo hicimos saber. El equipo no se lavó las manos ni presentó excusas, fue honesto y explicó la situación, lo que todos agradecimos. Este fue uno de los momentos que hizo entender que nos encontrábamos en un evento donde toda la organización está preocupada no sólo de hacer las cosas bien, sino que tú como asistente no tengas que pasar un mal rato. Un enorme punto a favor.

Incluso los asistentes de la CCXP eran muy amables. Si llegabas a chocar con ellos o no tenías espacio para caminar -algo que era muy posible, considerando las aglomeraciones del sábado y domingo-, no recibías malas caras, sino que un “disculpa” y todo seguía normal. Todos se preocupaban del resto, con un momento en que una de nuestras mochilas quedó abierta y una persona, un fan igual que nosotros, fue corriendo hacia nosotros -no exagero- para cerrarla. Nos entregó una sonrisa y siguió disfrutando de la convención, y nosotros le dimos nuestro agradecimiento. El evento seguía sumando puntos y ni siquiera se debía a la organización: Todos colaboraban en que cada uno disfrutara de la CCXP.

Al servicio de los asistentes

Destacar también la inclusión, pues la convención no tenía inconvenientes para nadie, estuvieras en silla de ruedas, muletas o cualquier situación, con preocupación de que tuvieran sus espacios y se les diera prioridad. Mucha emoción causó ver a un hombre que ha estado 50 años viviendo en un hospital por problemas de salud recorriendo la CCXP. Estaba postrado en una camilla que empujaban sus cercanos y jamás dejaba de sonreír, pues estaba conociendo a los autores y creadores que admira. Una escena preciosa.

wqwwqwq

Una hermosa escena: 50 años viviendo en un hospital no son problema para conocer a quienes admiras, como Rafael Albuquerque.

Y por si fuera poco, el gran golazo de la organización era algo que estaba ocurriendo en las afueras de la convención. ¡Los buses de acercamiento funcionaban! En las mañanas podías encontrarte con una fila gigantesca en el punto de partida, en las afueras del terminal de buses Jabaquara -donde está la estación de Metro más cercana-, y en menos de cinco minutos estabas arriba del bus en camino la CCXP. Mientras que a la salida cerca del cierre de cada jornada era común encontrarse con filas eternas y de larga espera por estos buses, pues el tráfico es complejo en São Paulo y te encuentras con todo el mundo saliendo a la misma hora, pero la organización no dejaba que nadie que estuviera en la fila se quedara sin subir a alguna máquina.

Llegamos a contar al menos 10 buses al mismo tiempo llegando y saliendo desde la convención. Si no tienes prisa en la noche o no conocer el barrio, espera el bus y llega con calma a la estación de Metro, pero en las mañana usa sí o sí los buses pues están desde las 07:00 horas y no estarás ni cinco minutos esperando subir a uno.

Mucho se dice que si en un evento las filas para la comida no avanzan, entonces éste esta funcionando mal. Acá no ocurrió eso, teniendo decenas de opciones para comer desde un extremo al otro de la convención, sin aglomeraciones y con rápida atención. A su vez, era una excepción si tenías filas para entrar a un baño, de los cuales había varios por todo el centro de eventos.

Dedicaré otro artículo a las recomendaciones y guías respecto a cómo sobrevivir dentro de este gigantesco evento, pero la reflexión final es simple. Acá el cómic está en el centro y todos, incluso los asistentes, se preocupan de que nadie lo pase mal.

Con el cómic en el corazón de algo tan masivo y después de vivir esta experiencia, solo queda preguntarse: ¿Cuándo regresamos?

Otros artículos:

El webcómic Cabra Lesa tendrá su propio libro en octubre
Una rebelión construida en la esperanza: El tráiler final de Rogue One
SDCC: El chileno Nelson Dániel dibujará G.I. Joe Unmasked
Pin It

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *