Nik debe ser de los autores más conocidos de historieta hoy por hoy en Sudamérica. No necesariamente para el lector ávido pero sí entre pequeños que disfrutan de las aventuras de su personaje Gaturro. Pero resulta que este autor también es conocido por otro aspecto que es sumamente negativo, su costumbre de plagiar o lisa y llanamente acreditarse trabajos que no son de él.

Esto ha generado repudio entre artistas y miembros de la comunidad comiquera nacional e internacional, y hoy este repudio está en el centro de la polémica considerando que Cristian Dzwonik (Nik) asisitrá al FAS 2018, o sea, al Festival de Autores de Santiago, por lo tanto parece un tanto irónico invitar a alguien que se caracteriza por apropiarse de obras que no son de él a un evento como éste. Como reacción un grupo de artistas, fanáticos y diversos figurantes del mundo cómic en Chile han comenzado a recabar firmas en repudio a la venida del argentino. Quieres saber más sobre esta iniciativa o deseas unirte a ésta petición, pues sigue leyendo luego del salto.

Plagio de Nik a Fontanarrosa

La verdad hasta antes de esta petición había escuchado rumores de esta mala costumbre del marplatense pero nunca me había dedicado a averiguar más del tema, al escarbar en la red sólo un poco uno encuentra numerosos ejemplos de su mala práctica. Nik ha robado chistes a medio mundo. Desde nombres consagrados como Quino, Fontanarrosa, Bill Watterson, Caloi, Paz y Rudy, hasta artistas emergentes, el creador de Gaturro ha realizado plagios de todos ellos en diversos niveles. Desde copiar remates de chistes a simplemente borrar la firma de un artista y compartir el trabajo en sus redes sociales como si fuera de él, pasando por supuesto por “re-versiones” de otras humoradas. Muchos de estos casos se desarrollan cuando el “autor” realiza caricatura política o social, donde por lo que se ve, se queda sin ideas frescas muy fácil.

Plagio de Nik a Quino

La verdad es sumamente complejo mantener una producción creativa en el tiempo. Debido a esto es que gente como Quino, Maitena, Alberto Montt o Liniers son tan admirados, porque despliegan una gran creatividad y por sobre todo capacidad de trabajo para entregar constantemente a sus seguidores una mirada particular de la realidad, o incluso de su mundo interior. Nik de seguro pasa por las mismas dificultades, y si bien uno puede esperar algunas coincidencias de cuando en cuando entre artistas, la verdad es que lo del creador de Gaturro es de una indecencia injustificable. El trasandino no tiene ningún escrúpulo en apropiarse de ideas de incluso piezas completas y postearlas como suyas y esto la verdad no se puede aceptar bajo ningún prisma.

Entendemos que Nik es un artista consagrado y que brinda jerarquía al evento, además de apuntar a una demografía, la infantil, que muchas veces es descuidada en estas instancia, pero es una pena que primen temas comerciales por sobre éticos. Llega a ser insultante que alguien con un historial de este calibre en temas de plagio sea invitado a participar de un evento que se supone resalta la originalidad y la creación personal. Una pena la verdad y esperamos que los organizadores den pie a atrás con la invitación. Al menos personalmente firmo la petición aunque no soy optimista respecto de esta presión, pero uno nunca sabe.

Los que están aquí no son todos los ejemplos de plagio de Nik. Si deseas ver un resumen de sus fechorías y deseas firmar la petición puedes hacer click aquí.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *