Aquaman innegablemente ha sido la gran cinta de superhéroe en este fin de 2018 y principios de 2019. El filme protagonizado por Jason Momoa y Amber Heard ha alcanzado cifras de taquilla impresionantes y la crítica, si bien no la he definido como un fenómeno, ha tenido una respuesta decente. Ambos aspectos no suelen reunirse cuando se trata de una cinta de DC, salvo que habláramos de Wonder Woman. Y por supuesto esto se debe a una buena dirección, una pareja en extremo atractiva de personajes principales y una estética que a muchos ha dejado boquiabiertos. Sobre este tercer punto es el video que pueden ver luego del salto, dónde se explora cómo se logró este trabajo, además podemos ver el antes y el después de las escenas, desde rodaje a versión final y vaya que vale la pena.

Una mezcla de pantalla verde, escenografías físicas, excelente vestuario y maquillajes, VFX y mucha, pero mucha agua, han logrado llevar la visión del director James Wan a una “realidad cinematográfica”. Y ciertamente le ha dado resultado a WB, que luego de muchas cintas mediocres y forzadamente oscuras, toman el camino que trazó Patty Jenkins con La Mujer Maravilla y lo lleva un paso más cercano al cine de aventura, que es lo más apropiado cuando uno se encuentra con historias de superhéroes.

En este momento Aquaman se encuentra quinta en términos de recaudación, respecto de las seis cintas de este DCEU, superando sólo a la Liga de la Justicia, pero recordemos que todavía está en salas, liderando en varios países como número uno, incluido Chile, por lo que podemos esperar que llegue mucho más alto en este ranking.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *